Bordando historias

p6

Patricia Fandiño.

A sus 50 años, Patricia Fandiño es una mujer yucateca, educadora de profesión, madre de dos hijas y ejerce su pasión por el canto en la Academia Estrellas.

En el blog academiaestrellas.com reconocemos a las mujeres yucatecas que marcan la diferencia, tal es el caso de Patricia Fandiño, una mujer que nos enseña que no importa la edad ni los obstáculos sociales para seguir creyendo en nuestros sueños y pasiones.

Patricia a sus 18 años, recibiéndose de la Escuela Normal Superior del Estado.

¡Acompáñenos a conocer sus facetas!

   Su acercamiento con la profesión de      educadora se dio de manera             peculiar…

 

-Primeramente, ¿cómo decidió ser educadora?

¡Uy! Estás hablando de 30 años atrás, pues mira, realmente es una profesión que escogí, más que nada y en un principio, por el tiempo porque me permitía dedicarme a mi casa,  a mis hijos… ya que en ese entonces cuando empecé a estudiar era muy joven, de hecho la carrera la empezabas después de la secundaria así que yo empecé mi carrera a los 15 años. Te puedo decir que “ay porque me gustan mucho os niños” pero eso es cliché totalmente. Te estoy siendo honesta: yo la elegí por el horario cómodo que tenía y poco a poco me fui enamorando de ella y ahorita soy verdaderamente apasionada de lo que hago.

Patricia trabaja actualmente en un jardín de niños federal y tras 30 años de dedicarse a su profesión, ha visto a muchos pequeños convertirse en adultos, sin embargo, recalcó que existen retos para la infancia en la actualidad donde el papel de la familia es importante en el desarrollo de los niños: “las familias son fundamentales en la educación de los niños y hasta que eso no se entienda como tal vamos a tener miles de programas y los van a pintar de todos los colores bonitos que tú quieras pero si no tenemos el apoyo de la familia y la educación  realmente que venga de casa y ya la enseñanza después de la escuela esto no va a avanzar”.

Celebrando el día de la Revolución mexicana con sus pequeños alumnos
Celebrando el día de la Revolución mexicana con sus pequeños alumnos

Patricia también cree y practica la equidad de género y observa que los comportamientos injustos entre los niños y niñas No se dan. Si alguno de repente presenta alguna conducta que no va de acuerdo a la equidad no es por el niño, volvemos a lo mismo, es por la familia.”, del mismo modo, sugirió a sus colegas practicar la equidad desde uno mismo e invita a ser personas influyentes y respetuosas.”

Ser madre de dos hijas, con 30 años de trayectoria en la educación preescolar y ejercer sus responsabilidades en el hogar, no han sido impedimento para permitirse aprender canto, pasión que habita en ella desde siempre […] desde muy chiquita me gusta cantar, a mi madre también le gustaba cantar”.

Tras su experiencia de vida, Patricia se redescubre a sí misma en el canto, logrando transmitir en el arte sus pensamientos, emociones e invita a las personas a sentirse plenas en el ejercicio de una pasión:

“Como personas, como seres humanos no podemos nulificarnos por nuestra casa o trabajo e hijos. Para que tú puedas educar a tus hijos de manera armoniosa, tú tienes que estar en armonía contigo misma y eso incluye fomentar tus gustos e intereses, cultivar lo que te gusta hacer para que puedas ser una persona plena y feliz y poder transmitir a tus hijos esa felicidad también, porque al sentirte frustrada todo se ve reflejado en tu familia”.

Con su familia en la graduación de la mayor de sus hijas
Con su familia en la graduación de la mayor de sus hijas

Patricia es un ejemplo de que a través del empoderamiento se pueden vencer todas las limitaciones y volver a sentirnos con ánimo para aprender sin importar el momento de nuestras vidas en el que estemos.

En la Academia Estrellas creemos en tus sueños e impulsamos tu potencial para todo lo que te propongas lograr.

Imágenes: cortesía de Patricia Fandiño.

Christi Verónica Uicab Martín